OPINIÓN

Dan de baja a los 12 empleados “irregulares” en SSO; sale otra “listita”, ahora de recomendados de San Germán

En la vida el ser humano tiene que ser congruente con lo que dice y lo que hace.

En este tercer seguimiento que abordamos en este espacio sobre la problemática de salud en la entidad oaxaqueña, nos confirman que el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine dio de baja a las 12 personas que habían sido contratadas de manera irregular por su asesora general, Blanca Estela Bastida Gordon.

No podía ser de otra manera, cuando se habla de que no hay dinero para seguir pagando a trabajadores que fueron contratados de forma irregular, se debe predicar con el ejemplo, la medida debe ser pareja, sin privilegios. Y que bueno que haya respuesta.

Así como también nos confirman que no habrá vuelta de hoja con el despido de 2200 trabajadores eventuales en total, todos administrativos, de acuerdo con la revisión que el propio Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) hizo a la nómina de los SSO y una de las condicionantes más fuertes que tiene el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, es que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que Oaxaca “necesita médicos y paramédicos, no personal administrativo”.

El recorte a la engrosada nómina estaba previsto desde hace dos meses, sin embargo, la tercera ola de la pandemia de covid19 frenó de momento la medida y el lunes 16 de agosto de 2021 Márquez Heine estuvo en las oficinas centrales del INSABI en la Ciudad de México, en donde fue citado, para una reunión con el director general Juan Antonio Ferrer.

Se logró confirmar, que, en esa reunión en la capital del país, la propuesta federal es que por cada administrativo eventual que cause baja, el INSABI contratará a un médico o un paramédico, porque según la radiografía de salud que ellos tienen es que son 5 mil plazas las que no tienen fuente de financiamiento y definitivamente no se harán cargo de la nómina de los eventuales.

Solo -que- en esta primera etapa del recorte a salud, el INSABI podría contratar únicamente a 800 nuevos empleados que serían médicos o paramédicos, como son las indicaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, los que ya tendrían claves federales asignadas, sin afectar el presupuesto de los SSO.

Para que ustedes estimada audiencia se den una idea del tamaño de la problemática de salud que enfrenta Oaxaca, son 18 mil trabajadores los que tienen los Servicios de Salud, de los cuales 15 mil, son de base, es decir, los únicos que tienen asegurada la “chamba”, con un presupuesto anual de $8 mil millones de pesos, de los cuales el 80% se va a pago de salarios.

Salud tiene cuatro tipos de nóminas, la de base, regularizados, formalizados y eventuales.

¡Imagínense!, imposible seguir sosteniendo ese monstruo.

Y de los descuentos que le hacen de impuestos a los de base, de ahí estuvieron sosteniendo a los eventuales, es decir, los trabajadores basificados son los que sostenían realmente al personal administrativo irregular, apoyándose también con el presupuesto que la federación les suministraba mensualmente, por eso se desfasaron en el pago de los terceros institucionales.

Esto es, se acumuló el adeudo de las cuotas al ISSSTE por $217 millones de pesos que ya casi está saneado y al Servicio de Administración Tributaria (SAT) le deben casi $3 mil millones de pesos, el cual estiman solventar en el 2022.

¡Es una locura!

Lo cuestionable, inadmisible y criminal, es cómo a sabiendas de que el problema se sostenía con pincitas, lo siguieron permitiendo quienes han estado al frente de los Servicios de Salud de Oaxaca, que falta de decisión por no decir otra cosa, y de esos trabajadores eventuales hay quienes tienen antigüedad, unos 10 y otros 6 años, ¿qué solución les van a dar?, porque crearon derechos laborales.

A ello súmenle que también dejaron de pagarle a proveedores la módica cantidad de $294 millones de pesos que también tomaban ese dinero para completar el pago de la nómina irregular.

Ahora bien.

Los líderes sindicales también tienen sus compromisos, han sido parte de estos esquemas de corrupción, porque lo que es ilegal, finalmente también es corrupción. Por eso decíamos en una entrega anterior de esta columna, que todos tienen responsabilidad en el problema de salud, desde funcionarios como dirigentes de los sindicatos.

En el Hospital General Aurelio Valdivieso, donde el líder de la Subsección 07, Alberto Vásquez San Germán es quien toma las decisiones, también tiene su “listita” de trabajadores eventuales, y no son cualquier empleado, son jefes, aquí les compartimos 13 nombres de su gente que están en la irregularidad y que también serán dados de baja:

1.-Angélica María Ramírez Jiménez con código CF40004, su función real, Responsable de Área Jurídica.

2.-Olga Miriam Pacheco Martínez, código CF40004, jefa de Recursos Financieros.

3.-DiegoArmando Palomec Enríquez, código CF40004, jefe de Recursos Materiales.

4.-Claudia Nancy Acevedo Pérez, código MO3025, secretaria del subdirector Administrativo.

5.-Víctor Abraham Bravo Ocampo, código MO3025, apoyo administrativo en Clínica de Catéteres.

6.-Alejandra Isabel Guzmán Méndez, código MO3024, secretaria de la división de área crítica.

7.-Viridiana Lucero López, código CF40004, coordinadora de Pregrado.

8.- Fidel Santiago Gómez, código MO3024, agente de información.

9.-Luis Alexis Morales Guzmán, código MO3022, Conservación y Mantenimiento.

10.-Arturo Miguel García Luna, código MO3025, oficial de Transporte.

11.-Shantal Stephanie Herrera López, código MO3025, administrativo en Archivo.

12.-Axel Manuel Velásquez Jarquín, código MO3024, admisión hospitalaria.

13.-Ariadna Ramírez Chávez, código MO3001, apoyo a Enfermería en lavado de material.

Otro dato interesante es que de los 18 mil trabajadores que tienen los Servicios de Salud de Oaxaca, solamente 5 mil empleados funcionan enfrentando la primera línea de fuego atendiendo la pandemia, la gran mayoría se fue de resguardo por la emergencia sanitaria y es una mínima parte la que hizo frente a la atención del covid19.

Esta información que les compartimos es parte de la revisión que el INSABI hizo a los SSO, por ello traen bien la película y están en la mejor disposición de seguir apoyando al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, siempre y cuando no doble las manos ante la voracidad de los sindicatos.

No puede recular, mano firme y decisiones sabias, caso contrario, cavaría su tumba política, si logra sanear las finanzas en salud de la mano del Gobierno Federal, estará del otro lado.

El Mandatario oaxaqueño tiene que aprovechar y tomarle la palabra a AMLO para la contratación de más médicos y paramédicos, lástima que en estas decisiones se tenga que sacrificar a trabajadores que no la deben, que confiaron en dirigentes sindicales corruptos y en funcionarios desleales ante la necesidad de un empleo, hoy se van a la calle.

Eso es lo que duele.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: María Nivón Molano

FANE PAGE: Primera Línea MX 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: