OPINIÓN

Diputados de 64 Legislatura pretenden obtener recursos por $45 mdp antes de irse

-El fondo de citar a comparecer por enésima vez al titular de Sefin, Vicente Mendoza es para que les libere ese dinero

Entre la bipolaridad del secretario de finanzas, Vicente Mendoza Tellez Girón, “La Maléfica”, quien mantiene sumido en una grave inoperatividad financiera al Gobierno de Oaxaca y la ambición desatada de las y los diputados de la saliente 64 Legislatura del Estado que exigen un “apoyito” de $45 millones de pesos ya de despedida y que se tome de un rubro del presupuesto del cual no se puede, no se sabe quién es peor.

De verdad que las y los diputados enloquecieron.

Sin defender a nadie, porque todos tienen sus asegunes, el fondo por el que citaron nuevamente a comparecer al titular de la Secretaría de Finanzas es porque no ha cedido en la pretensión del presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Fredie Delfín Avendaño, quien, cilindrado por el priista y coordinador de la bancada del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, pide que se les ministre esos recursos financieros.

No es posible que quien se supone es de casa, AAA, haga este tipo de cosas.

A pesar de que hasta el momento la Sefin ya les entregó $55 millones de pesos, eso habría costado la comparecencia pasada de Mendoza Tellez, dinero que no se sabe si fue para las y los empleados del Congreso, para comprar insumos por el covid19 o de plano se lo repartieron, habría que recordar que estamos en el “año de Hidalgo” y solo les quedan tres meses para irse, pues por lo visto andan desatados a ver cuánto pueden llevarse.

Si el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa les ministra ese dinero, el problema se lo van a heredar a la 65 Legislatura entrante, porque, de entrada, asumirían el cargo con un presupuesto “mocho”, les van a dejar un hueco de la nada despreciable cantidad de $45 millones de pesos, y no creo que las y los nuevos legisladores se queden callados, sobre todo los de Morena.

¿Para qué lo quieren?, ¿qué harán con ese dinero?, ¿están enterados todos los parlamentarios de lo que hay atrás de la solicitud de comparecencia, y que sus coordinadores están exigiendo esos recursos?

Ahora bien. Al único funcionario del gabinete muratista que no lo han hecho comparecer ante el pleno legislativo es al “yupi” de Vicente Mendoza, el que se siente hecho a mano, con un grave problema de bipolaridad y al que lo llevan a que les “platique” en reunión privada en el Centro de Convenciones de cómo están las finanzas en el estado, sin que nadie tenga acceso, menos los medios de comunicación.

¿Qué se ha logrado en bien de la ciudadanía con esas reuniones en privado?, para el pueblo de Oaxaca, nada en particular, para los integrantes de la Comisión Permanente de Vigilancia de la Deuda Pública, que preside Griselda Sosa Vásquez, en esa última encerrona con el titular de Sefin y el de Sinfra, Javier Lazcano Vargas, pidieron que se les cumpliera con sus gestiones, la mayoría en obras sociales.

Prácticamente fue una encerrona en donde el titular de Sefin es el que dirigió la reunión, las y los legisladores solo fueron hacer el ridículo, salieron exhibidos puesto que después los mismos funcionarios que comparecieron ventilaron que pidieron se les cumpliera con sus gestiones, desde cemento hasta la asignación de obras.

¡Qué tal!

Le sale muy caro a Oaxaca que las y los parlamentarios citen a comparecer al tesorero del estado, el que por cierto ha dicho entre sus colaboradores más cercanos que ya quiere tirar la toalla, ¿ya no se siente a gusto?, ¿o qué broncas tendrá la Sefin como para que ya no quiera estar?

Soñó con ser diputado federal por Nuevo León y no le cuajó. Le haría un gran favor a las y los oaxaqueños si se va.

Y en Oaxaca recordemos que sí hay una deuda a corto plazo impulsada por Vicente Mendoza de $3500 millones de pesos, que se supone deberá pagarse antes de que termine el sexenio de Murat Hinojosa, ¿lograrán solventarla?, esa es la pregunta del millón.

Sin riesgo de equivocarnos, hemos platicado con la mayoría de las y los secretarios del gabinete y todos, sin excepción de nadie, se ha quejado del fulano “importado” del Estado de México, que no los recibe, no les toma la llamada, no fluye el recurso para lo más indispensable en sus secretarías, no tienen ni para papel sanitario, hay una inacción financiera muy grave y lo peor es que engaña al gobernador Alejandro Murat de que “todo está bien”.

Me dicen algunos funcionarios que les manda a los subsecretarios Jorge Hidalgo o Adrián Noriega para que hablen con ellos, pero los servidores públicos sí los escuchan, y la mayoría de las quejas es en torno a que los tiene contra la pared en el tema financiero, no les da ni siquiera gota a gota el presupuesto que tiene cada dependencia, pero lo peor es que los colaboradores de Mendoza Tellez no tienen ni la más mínima autoridad para decidir.

Y a eso agréguenle el terror que le tienen a “La Maléfica”, de plano, porque los corre, hasta al pobre de Alejandro Solís, el particular, la única cara amable de esa secretaría, que, aunque sabe que su jefe se la pasa en México, él sostiene que está en la oficina trabajando. Ternura.

Aunque el mandatario oaxaqueño parece que ya empieza a darse cuenta, ojalá abra los ojos, que no se le olvide que se comprometió públicamente ante la opinión pública que concluirá las seis obras emblemáticas de su gobierno: Centro Gastronómico, Centro Cultural, Libramiento Norte, Centro de Convenciones de Huatulco, la obra de Símbolos Patrios y el Sitybus.

Es muy importante que el gobernador Alejandro Murat de forma personal supervise si hay avances en cada una de esas obras, que no se confíe de lo que Mendoza Tellez le diga, porque dicho funcionario solo está dos o tres días en Oaxaca y se va a México.

¿Por qué creen que se enojó el Gobernador cuando mandó a Alejandro Nassar a que les jalara las orejas?

Porque los integrantes de la Asamblea de los Pueblos, que eran atendidos por Francisco García López de la Secretaría General de Gobierno, se quejaron de que los titulares de las dependencias como Sefin y Sinfra, ni siquiera asistían a esas reuniones, no dan respuestas a las demandas y eso le molestó al Mandatario oaxaqueño.

Y aunque la instrucción también se la dio a Paco Piza para que acompañara a Nassar a la reunión con el gabinete legal y ampliado, el encargado de la política interna se reportó el día de la reprimenda que estaba en el Istmo atendiendo un bloqueo y que el tema era complicado, pero en los hechos, el istmeño estaba observando desde El Parque El Llano, hubo quien lo vio en ese lugar justo a la hora de la reunión.

Dejó solo a Nassar, esa es la verdad, y por supuesto tanto Vicente Mendoza como Javier Lazcano se reportaron que estaban en la Ciudad de México en reuniones “importantes”.

¿Cómo quieren que funcione el gobierno de Oaxaca con tamañas irresponsabilidades?

Como bien lo dijo el Gobernador Murat el día que platicamos con él en Palacio de Gobierno, “no puedo estar en todo, es imposible”, y muchas de las cosas de las que no se da cuenta, se entera por la prensa oaxaqueña.

Lamentable, que, si les dio la confianza, lo defrauden de esta forma.

Oaxaca no se lo merece.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: María Nivón Molano

FANE PAGE: Primera Línea MX 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: